Los aneurismas en la arteria esplénica son los más frecuentes y en las mujeres más que en los hombres (4:1).

Las causas incluyen displasia fibromuscular de la media, hipertensión portal, embarazos múltiples, traumatismos penetrantes o no penetrantes, pancreatitis e infección.

Los aneurismas esplénicos de gran tamaño suelen ser saculares. Se localizan sobre todo en bifurcaciones y son múltiples en el 20% de los casos.

Se diagnostican por Rx simples de abdomen en los que se observan calcificaciones curvilíneas en forma de anillo de sello en hipocondrio izquierdo. Con mayor frecuencia se diagnostican por estudios ecográficos, TC, RNM o angiografías abdominales ya que la inmensa mayoría son asintomáticos.. Casi nunca alcanzan los 2 cm de diámetro y rara vez son palpables. La forma mas grave de presentación es por hemorragia abdominal masiva tras rotura del aneurisma. Es frecuente esta presentación en embarazadas (mortalidad 70% frente al 25% en las no embarazadas rotos).

Clinica Vascular

El tratamiento quirúrgico está indicado en los aneurismas esplénicos sintomáticos, en aquellos mayores de 2 cm y con estado general que garantice una mortalidad perioperatoria inferior al 2%. La técnica habitual es la ligadura de la arteria esplénica proximal y distal al aneurisma. En paciente que puedan tener un riesgo superior es recomendables la embolización percutánea.