1. Mantenga el brazo o la pierna elevada por encima del nivel del corazón siempre que sea posible. Evite los movimientos circulares rápidos de brazos y piernas para que no se acumule sangre en la parte exterior de las extremidades.

2. Diariamente limpie y aplique crema hidratante a la piel del brazo o de la pierna.

3. Evite lesiones e infecciones en el brazo o pierna afectada: 

Brazos

Piernas

Brazos o Piernas 

4. Evite ejercer mucha presión sobre el brazo o la pierna afectada

5. Esté pendiente de las señales de infección: enrojecimiento, dolor, ardor, hinchazón o fiebre. Llame al médico inmediatamente si se presentan cualquiera de estos señales.

6. Haga ejercicios con regularidad para mejorar siguiendo las instrucciones de su médico o terapeuta. 

7. Vaya a la consulta del médico para las citas de seguimiento regulares.

8. Revise todas las áreas de sus piernas y brazos diariamente en busca de cualquier indicio de complicaciones:

9. La capacidad de sentir el tacto, la temperatura o el dolor en el brazo o la pierna afectada podría disminuir. Utilice el miembro no afectado para probar la temperatura del agua para cocinar o para bañarse.

10. Realice al menos casa 6 meses una pauta de tratamiento con drenaje linfático manual y al finalizar el tratamiento ajuste su media elástica al nuevo diámetro de la extremidad. Si puede permitírselo realice una vez cada 2 semanas una sesión de DLM de mantenimiento.

11. Use diariamente la media elástica de compresión extra-fuerte y repóngala cada vez que pierda la elasticidad. 

12. Utilice vendajes compresivos durante la noche.

13. Controle el sobrepeso y haga una dieta equilibrada evitando grasas y carnes.

14. Si se depila es preferible una depilación definitiva con láser que depilaciones periódicas con cera o maquinilla.

15. No tome diuréticos sin control médico.